lunes, 20 de mayo de 2013

La alimentación de los caracoles de tierra.

La alimentación de los caracoles de tierra.




Debemos intentar que la alimentación de los caracoles criados en cautividad sea lo más variada posible. En libertad gozan de una variedad bastante amplia en comida que nosotros debemos proporcionar para la cría en cautiverio. El ejemplo más representativo son las piedrecitas que comen para mantener sus altos niveles de calcio para que sus conchas permanezcan rígidas como es su estado natural. Por tanto, tenemos aquí un indicativo que nos dice si el animal está bien alimentado: una concha quebradiza o blanda es consecuencia de una mala alimentación y viceversa. Los alimentos deben colocarse en potes pequeños de material lavable, de forma rectangular, que no posea bordes o filos que dificulten el acceso de los caracoles.
Al proporcionarle comida, tenemos que diferenciar entre la comida vegetal y los piensos. Éstos últimos, podemos adquirirlos en el mercado o bien fabricarlos nosotros mismos.
       Alimentación vegetal: Yo personalmente la utilizo como complemento, pues por sí sola no cubre todas las necesidades nutritivas del animal. Si los tenemos en jaulas, es conveniente no excedernos en la cantidad de vegetal, ya que no van a comerse todo y éste se puede llegar a pudrir. Hay que recordar que la higiene es fundamental en la cría de estos animales. Los vegetales se sustituirán cada dos días para evitar la putrefacción.


        
       Alimentación a base de pienso: Yo suelo aportarle pienso diariamente, dando descanso un día en semana. Es muy importante que no les falte pienso pero es también muy importante que no les sobre, tanto por motivos de higiene, como por motivos económicos cuando tenemos una gran producción. En este aspecto, con la práctica iremos controlando la cantidad más o menos justa que le tenemos que echar para que no desperdiciemos mucha comida. Otra cosa a tener muy en cuenta con el pienso es que no se moje, pues además de facilitar la aparición de hongos y nematodos, depende del tamaño de los caracoles, pueden presentar dificultades al comerlo o incluso no hacerlo.Se deben utilizar recipientes lavables, a fin de cuidar al máximo la higiene.

Algunas fórmulas para elaborar pienso:

Fórmula 1: Para 1 kg.
Carbonato de calcio 290g
Fosfato dicálcico 40g
Harina de soja 200g
Harina de girasol 40g
Harina de trigo 400g
Complemento mineral vitaminado 30g

Fórmula 2: Para 1 kg.
Cáscara de huevo 320g
Harina de trigo 400g
Harina de maíz 250g
Complemento mineral vitamínico 30g

Fórmula 3:
Harina de máiz 40%
Alfalfa deshidratada 40%
Jibia 20%

Fórmula 4: 
Salvado de trigo
Harina de maíz
Harina de Soja
Jibia 





No hay comentarios:

Publicar un comentario